Boletín Ecológico Nicaragua

¡Fragmentación de bosques Nicaragüenses, deja sin hogar a decenas de especies!

Por: David Quintana – Diciembre 2017 –  La actualización de la “Lista Roja de Especies Amenazadas de Nicaragua”, revela que los mamíferos, aves, cánidas, y anfibios, están cada vez quedándose sin su hábitat natural, gracias a la fragmentación de los bosques. Según revelaron expertos en la materia.

“Sin remedio, están en peligro todas las especies. Hay que entender que el bosque – su hogar natural – está depredándose a razón del Tamaño de Granada, anualmente”. Aseguró Arnulfo Medina Fittoria, un mastezoologo nicaragüense, que se especializa en el estudio de Murciélagos desde 1999.

Recientemente, un grupo de expertos de diversas especialidades, concluyeron que 37 especies están en riego, lo que significa un 16 por ciento de todas que viven en bosques nicaragüenses – que incluye los manglares – están el serios problemas de sobrevivencia. “Esto significa que una de cada tres especies, están en riesgo por su estado de conservación, aunque 13 pertenecen al grupo de los mamíferos y 9 de éstas están los murciélagos carnívoros y roedores”, Subrayó Fittoria.

Los expertos que se reunieron con periodistas nicaragüenses, convocados por la organización Club de Jóvenes Ambientalistas (CJA), explicaron que preocupa que en el país, haya poca información de las especies marinas, sin embargo aseguraron que los cetáceos son los principales que están en riesgo.

“en el pasado, existe una especie que se extinguió en Nicaragua, esta es la Foca Monge del Caribe nicaragüense, cuya carne la usaba los locales y extranjeros, ya sea para alimentarse u aceite para lumbre. En tiempos modernos, el Jaguar, está disminuyendo sus poblaciones en el país”. Aclararon.

Las especies en peligro de extinción

La evaluación hecha en 2016, junto a grupos de estudiosos de Pantera, El Programa de Conservación de Murciélagos de Nicaragua, la Sociedad para la Conservación de la Vida Silvestre (WCS) y Ministerio del Ambiente y de los Recursos Naturales (MARENA), concluye que 231 especies que han contabilizado, 37 están en peligro de extinción, puesto que han perdido hasta un 17 y 50 por ciento su distribución natural.

“Ejemplo de ello son las poblaciones de Jaguar cuyos estudios de datos a lo largo de quince años de monitoreo en Bosawas, Wawachan e Indio Maíz, calcula que solo quedan unos 300 y 500 Jaguares en éstos sitios”. Aseguraron.   Agregaron que en Nicaragua, de 110 especies de murciélagos que representan el cincuenta y dos por ciento de mamíferos, 7 de éstas están en peligro por la falta de bosques. “Las consecuencias serán catastróficas, porque los murciélagos tienen millones de años reforestando u haciendo germinación”. Cuestionaron.

Su nombre común es: Petrel de las Galápagos, su nombre cientifico: Pterodroma phaeopygia. Estas aves las podemos observar en la zona del sur este de Nicaragua. Para cuidar y proteger debemos de saber! Esta es una especie en peligro.

Los expertos valoraron que el Oso hormiguero gigante, está vulnerable, aunque se encuentren al sur de Wawacham y Bosawas, el murciélago orejudo goeguiamarillo, cuya especie se mueve en el departamento de Chinandega, el murciélago lancero, el fruterocontructor, cuyos hábitat son del bosque seco, no escapan a la amenaza.

Se espera que Marena, El Consejo Nacional de Universidades, El Club de Jóvenes Ambientalistas, y otras organizaciones presenten la segunda edición de la Lista Roja de Especies Amenazadas, cuyo contenido revela todas las especies o taxas de mamíferos, aves, anfibios y reptiles en peligro crítico o vulnerable. Esta publicación es parte de los resultados que obtiene – a lo largo del año – la llamada Feria Nacional de la Tierra, cuya actividad promueve este tipo de valoraciones.

Más especies a la lista.

“El mono araña, que solo está en Rivas y Cosigüin, está en grave peligro, la ardilla voladora cuyo hogar es el pino, el manatí que está en el Caribe, el chancho de monte que ahora solo hay en las reservas, nos dan una idea de que hacer lo más pronto posible”. Valoró por su parte Allan Gutiérrez Rodríguez, otro experto que participó en la investigación.

Para Silvia Robleto, el anfibio (Bolitoglossa mombachoensis), cuyo hábitat natural está a 1,400 metros de altura y que necesita un microclima y bosque nuboso, se ve amenazada por el incremento de las temperaturas, pero además, algunos reportes, revelan que un hongo las está enfermando. “La salamandra es un animalito que sirve de indicador en la calidad de los ecosistemas”. Valoró.

Cabe señalar, que en el caso de las aves, los estudios detallaron que el pájaro conocido como charralero de carolina, el águila arpía y la lapa roja, son entre otras especies, en serio peligro por el cambio uso de suelo provocado por la sustitución del bosque para el ganado y la agricultura. Concluyeron.

Posted by on Dec 5 2017. Filed under Noticias. You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0. You can leave a response or trackback to this entry

Leave a Reply

Search Archive

Search by Date
Search by Category
Search with Google

Photo Gallery

Log in | Webmail | © Boletín Ecológico, 2013