Boletín Ecológico Nicaragua

Enfoque científico: ¿Cómo conservar los pinares de Nicaragua?

aboles nuevosPor: Ove Faurby* – Recientemente, en este Boletín y varios otros medios, han surgido muchas preocupaciones por el destino de los pinares en la Cordillera de Dipilto, por la amenaza del gorgojo descortezador, y la respuesta que se está dando ante esta amenaza. Algunas piensan que la medicina no solo es peor que la enfermedad, sino que es un pretexto para matar al paciente.

Voy a dar unos puntos de vista de un forestal, que si bien no soy experto en pinares, en diferentes ocasiones me ha tocado dar seguimiento al tema.

El pinar – un bosque frágil

Ejemplo 1 Cordillera

Ejemplo 1. Cordillera en el mapa google. Año 2000, aproximadamente.

El pino es un árbol pionero en suelos de baja fertilidad, es decir su función ecológica es poblar sitios difíciles y luego cederlos a otras especies forestales. Por eso un pinar tiende a entrar en decadencia después de un tiempo en el mismo sitio, por ejemplo por ataques del gorgojo, y luego otras especies como el roble encino van tomando su lugar.

El gorgojo, igual que cualquier otra epidemia, ataca las poblaciones débiles. La peste arrasó con la población de Europa, cuando la agricultura no podía dar abasto con alimentos para la población en constante incremento. También se sabe que hay poco riesgo de infección de una enfermera sana y bien nutrida que atiende epidemias en zonas de desastre.

cordillera 2015

Mapa de la Cordillera 2015.

El pino no tiene un sistema propio de control poblacional, y tiende a formar rodales más densos que los suelos arenosos y áridos de Las Segovias puedan alimentar. En estos últimos años muy secos, no hay agua para todos los árboles y se da el debilitamiento que abre camino para el gorgojo.

El fuego, el gorgojo o el manejo.

Ante esta debilidad inherente el pino solo ha podido subsistir por siglos en Las Segovias por su alianza con el fuego. En el ámbito natural el fuego arrasa los pinares con frecuencia, elimina los árboles más débiles y deja solo una cantidad menor de árboles sanos, no más que los suelos pueden alimentar.  A la vez el fuego elimina las otras especies que podrían invadir el sitio y establecerse en un bosque más variado.

Para las comunidades humanas los incendios en los pinares implican mucho riesgo e incomodidad, y por ende se hace un trabajo constante de prevención de incendios. Si el trabajo tiene éxito, se pierde el control natural de las poblaciones de pino, y quedan dos opciones: O se hacen raleos constantes ó se deja el trabajo de eliminar los árboles sobrantes al gorgojo.

piblciidadEn varios parques nacionales de los Estados Unidos, donde el manejo no es una opción, se ha tomado la decisión de eliminar el control de incendios, porque no encontraron otra forma de combatir el gorgojo y conservar los pinares que son el objetivo de estas reservas.

Es decir, no existe una opción de tener pinares sin tocar. Si el fuego no los sanea, y no se hace el manejo forestal, el gorgojo entrará.

Existe la experiencia de Jalapa que implementó una veda local al pino en la década noventa. Aparentemente fue un éxito, porque al entrar en el nuevo milenio la masa forestal por hectárea era 3 veces mayor que en el vecino San Fernando. Pero cuando vino el gorgojo la afectación fue mucho más severa en Jalapa, y el primera ataque prácticamente coincidía con el límite municipal.

¿Que árboles cortar en el saneamiento?

Dipilto Norte 2006

Ejemplo 2: Norte Dipilto. Google-Marzo 2006.

Se ha escuchado el reclamo que no solo se cortan los árboles afectados, sino árboles sanos que los rodean. No voy a responder por lo que hace cada propietario, o lo que avalan los funcionarios en cada caso, pero no cabe duda que cuando el árbol ya está afectado, la intervención vino tarde. Son los árboles bien nutridos que resisten la plaga, y si no hay agua para todos, se debe ir raleando antes que entra el debilitamiento. La prevención del gorgojo consiste en extraer árboles aparentemente sanos en riesgo de debilitamiento.

Si el saneamiento viene tarde, la necesidad de intervención es tremenda. Me informaron que en Honduras el gobierno ofrece 30,000,000 metros cúbicos de pino sin costo alguno, solo que el interesado se compromete a cortarlo y llevárselo del sitio. Hay una emergencia total allí no más al norte de la frontera, que se debe enfrentar – casi como la amenaza de la invasión de las maras.

¿Qué grave es el problema de la deforestación en Dipilto? 

Antes de caer en el alarmismo sobre una tala específico, tal vez se debe hacer una revisión de la situación en general. Con las imágenes satelitales que se ponen a disposición en el Internet, es fácil hacer un sobrevuelo sobre cualquier área a estudiar.

Sin títuloAsí que me hice unas vueltas por la zona de Dipilto y Jalapa haciendo comparaciones de imágenes de diferentes años. Hay imágenes del periodo entre aprox. 2000 (no es 1970 como dice la leyenda) y enero 2015 – es decir desde el ataque anterior del gorgojo hasta bastante reciente.

¿Y qué encontré? Que la cobertura forestal en la zona ha sido estable, tal vez con una leve tendencia de aumento – pero se requeriría un mejor material para decir esto.

Adjunto dos ejemplos: 

Ejemplo 1 : es la propia cordillera entre Dipilto y Jalapa. Se observa que generalmente hay cobertura forestal en los cerros, excepto unas áreas de siembra en la parte central. Al sur acercándose a Mozonte (abajo izquierda) se observa un área importante sin árboles. (ver fotografia última).

Pero esta situación no es peor que en la imagen de unos 15 años antes. En este tiempo las milpas del Portillo el Encino estaban más al este, pero el área sin bosque es similar. La zona de Mozonte hubo bastante bosque, pero esta pérdida se compensa con una fuerte reforestación más al norte en la zona del Portillo del Gramal.

Vemos entonces que el bosque se ha ido hacia el norte, es decir hacia la reserva.

cordillera 2015

Ejemplo 2: Google-Marzo 2014.

Ejemplo 2: Es una pequeña zona al noreste de Dipilto que da la impresión que fue devastada por el gorgojo anterior, por lo cual en el 2006 prácticamente no tenía árboles, pero ahora están apareciendo de nuevo, uno por uno y en pequeños grupos.

Considero importante observar que en la zona estudiada el bosque no es un constante. Surge en un lugar y desaparece en otro, sea por cambios en la agricultura, aprovechamiento forestal o la misma plaga. Lo bueno es que esta desaparición no necesariamente es definitiva, y por ende un caso específico de limpieza de un área no es prueba de que los bosques se están perdiendo. (Ver fotografía última).

cf

Ubicación de los ejemplos 1 y 2.

Pero, si dejamos que gorgojo de Honduras entra plenamente, Las Segovias pueden pasar una o dos décadas con pinares muy pobres.

Un buen método de lograr que el bosque vuelva a establecerse después de cualquier desastre es asegurar que el dueño de la tierra puede generar ingresos de tener pinos u otros árboles, y no hacerle tantos obstáculos al negocio forestal que cabe la tentación de aprovechar la desaparición de los árboles para establecer otros cultivos.

  • Ove Faurby es investigador forestal y Gerente de Norteak  Nicaragua / faurby@norteak.no

Posted by on Apr 8 2016. Filed under Análisis por David Quintana, Documentos Ecologicos, Suelo Patrio por Geovanni Carranza. You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0. Both comments and pings are currently closed.

Comments are closed

Search Archive

Search by Date
Search by Category
Search with Google

Photo Gallery

Log in | Webmail | © Boletín Ecológico, 2013