Boletín Ecológico Nicaragua

​Biólogos nicaragüenses advierten: “Pesca de arrastre es nociva para la vida marina”.

Por: Leonardo Coca Palacios – La pesca de camarón por medio de arrastre se ha convertido en la principal causa de la desertificación de los fondos marinos y la disminución de especies marinas, arriesgando así la sostenibilidad de la pesca artesanal, actividad socioeconómica que involucra a más de 80,000 personas en el Pacífico de Nicaragua.

Esta técnica de pesca de camarón consiste en utilizar una red lastrada que barre el fondo del mar y captura todo lo que encuentre a su paso, generando un fuerte impacto negativo en la ecología porque entre los principales daños que provocan se listan: remover el fondo marino, alterar el ciclo biológico y capturar especies que no son utilizables como peces pequeños, tortugas, cangrejos y tiburones, que luego son arrojadas por la borda muertas o moribundas.

Cada año las pesquerías comerciales descartan en promedio 27 millones de toneladas de peces”, advirtieron en 1994 expertos de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés), quienes elaboraron el reporte denominado: Una evaluación global de las capturas incidentales y los descartes de las pesquerías. Documento Técnico de Pesca de la FAO. No. 339.

Las pesquerías de arrastre de camarón tropical generan una mayor proporción de descartes que cualquier otro tipo de pesquería, lo que representa un tercio del total mundial”, aseguran la FAO.

En el caso de Nicaragua, los mismos estudios de la autoridad pesquera reportan hasta un 60% de descarte de todo lo que saca una red arrastrera del mar.

En el 2010, en el pacifico de Nicaragua se extrajeron 1,167 toneladas métricas de peces y crustáceos del fondo marino en la pesca de arrastre del camarón, de las cuales aproximadamente 700 toneladas fueron descartadas.  

“El arrastre de fondo destruye el hogar y alimento de muchas especies marinas y rompe el equilibrio ecológico”, asegura el biólogo nicaragüense Fabio Buitrago, quien ha buceado en muchas zonas de pesca y ha sido testigo ocular de los daños provocados por artes de pesca inadecuados como la pesca de arrastre y la pesca con bombas.

A partir de 2008 países de diversos continentes han prohibido la pesca de arrastre por sus efectos nocivos: Venezuela en 2008; Belice, Hong Kong y el Estado de Kerala (India) en 2010, la Comisión Europea propuso en 2012 la prohibición total de este tipo de pesca al noroeste del Atlántico para garantizar una explotación sostenible y Costa Rica suspendió la emisión de nuevas licencias desde el 2013 y en sus tribunales se ventila un proceso de cierre definitivo.

La prohibición de la pesca de arrastre en Costa Rica podría afectar las pesquerías en Nicaragua, porque algunos empresarios costarricenses asociados con empresarios nicaragüenses han solicitado autorización para faenar con sus barcos frente a las costas del Pacífico de Nicaragua.

Si se continúa autorizando la pesca de arrastre de barcos costarricenses, habrá una grave afectación para los miles de pescadores artesanales que faenan en las aguas del Pacifico Nicaraguense e impactos negativos en las poblaciones de peces comerciales, por el enorme desperdicio que se genera y porque las redes impactan los fondos marinos, modificándolos y destruyendo el hábitat de las especies.

Posted by on Aug 2 2017. Filed under Noticias, Reportajes Verdes. You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0. You can leave a response or trackback to this entry

Leave a Reply

Search Archive

Search by Date
Search by Category
Search with Google

Photo Gallery

Log in | Webmail | © Boletín Ecológico, 2013