Boletín Ecológico Nicaragua

Granizada en Jinotega; Crónica de una hora y media de destrozos y pérdidas millonarias.

17990687_10212419348456422_1489871725912033361_nFOTO Y TEXTO: Luis Lautaro Ruiz – El martes fue un día súper caluroso en Jinotega, todos nos quejábamos y pedíamos a gritos desde la semana santa un trocito de agua para calmar la sed de las plantas y árboles que casi lloraban resentidos, ya habíamos cantado gloria a la resurrección, algunos árboles del parque agonizaban.

Viviendo su propio martirio y pasión parecida a la cristiana, TENGO SED…

De pronto a eso de las diez y media de la mañana se escuchó un gran estruendo sobre los tejados. Muchos gritaron llenos de horror al ver que caían trozos de hielo, la súplica había sido extrema. Y alguna que otra viejita, exclamo perdón “diosito” o era para tanto, una hora y media dejo el saldo de más de quinientos techos plásticos rotos y casas inundadas, casi 50 automóviles  resultaron con sus vidrios rotos, por la hielistica furia.

En el año e 1972 cayeron unas bolitas  pequeñitas que no asustaron, decía un viejito, don Bartolo Domínguez en la esquina después del susto.

17952847_10212419349976460_5160522345575830064_n

Francisquito olivas resulto con la boca quemada, no por decir malas palabras en semana santa sino por haber colocado barios  trocito de granizo en su boca, que raro todos vimos como una media luna blanca en cada trocito que caída, será alguna venganza musulmana decía yo para mis adentros, pero en verdad muy raro yo creí que solo yo la había visto, fue la granizada del siglo. Muchos  llegamos a asustarnos realmente, alguno que otro autoproclamado ateo se encerró a invocar en silencio y vergüenza un llamado  al altísimo que no  siguiera más.

18010553_10212419357576650_4411719802938710453_n

 Cuando todo se calmó, dieron gracias a Dios. 

Aranjuez y La Fundadora Dios, son  dos Comarcas jinoteganos, que siembran flores, lamentaron las enormes pérdidas millonarias.  Solo en una manzanita y media, Carmito Navarrete conocido productor perdió casi trescientos mil córdobas en destrozos, Gustavito Obregón cuidaba el plantío de su tío, nos contó y nos mostró la enorme cantidad de hielo acumulado a  derredor de los cultivos de flores y rosas que tardaran tres meses para poder empezar a recuperarse de tan gigantesca ´perdida.

18033348_10212419334056062_1797676002223890528_n

Posted by on Apr 21 2017. Filed under Noticias, Reportajes Verdes. You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0. Both comments and pings are currently closed.

Comments are closed

Search Archive

Search by Date
Search by Category
Search with Google

Photo Gallery

Log in | Webmail | © Boletín Ecológico, 2013